Impermeabilizar una terraza

Entrando en el mes de Septiembre y Octubre en las zonas del Norte de España vuelven las lluvias y con ello reaparecen patologías en forma de humedades por filtración que en los meses de verano teníamos olvidadas.

Son las Comunidades de Propietarios las principales afectadas por este tipo de problemas. Las impermeabilizaciones tienen una vida útil determinada y a partir de una cierta “edad” pueden comenzar a fallar y deteriorarse por lo que cualquier pequeño punto puede convertirse en una entrada de agua con la consiguiente filtración a la planta inmediatamente inferior: pisos, garajes, locales…

Además, otro punto a tener en cuenta, es que la entrada de agua no tiene por qué coincidir exactamente con la zona de aparición de las humedades, por lo que su localización se hace más complicada.

A la hora de buscar una solución puede haber muchas posibilidades, planteándose si atajar la impermeabilización de manera integral o de una manera superficial.

Siempre será recomendable una actuación integral a la hora de una impermeabiliación ya que la calidad será mejor, la duración de la solución mucho mayor.

Pero en otras ocasiones, económicamente, no se puede afrontar una solución de este tipo, por lo que hay soluciones de impermeabilizaciones superficiales también válidas

Impermeabilización Integral:

Se basa en la retirada del revestimiento actual de la terraza, incluso la parte proporcional de la solera hasta llegar a la impermeabilización actual que en función de su estado se puede retirar o no y a partir de ahí realizar una nueva impermeabilización sea con tela asfáltica, butilo o cualquier otra solución, poniendo especial atención a los puntos singulares, sumideros, encuentros con fachadas etc… realizando una correcta ejecución de las “medias cañas”

tela asfaltica

Posteriormente se regularizará la solera de nuevo con mortero de cemento, sobre la capa de geotextil antipunzonamiento, dejándola preparada para el revestimiento final que puede ser un gres de exteriores, pavimentos porcelánicos antideslizantes, baldosas de hormigón etc…

Impermeabilización Superficial.

En este caso hay infinidad de soluciones y con ello diferentes precios y diferentes duraciones o garantías.

Tela asfáltica mineral: preparada para la intemperie es una buena solución para terrazas que no tienen un tránsito y uso elevado y con gran superficie, además de tratamientos en pesebrones y zonas de cubiertas singulares.

Pinturas impermeables con fibras: Numerosas marcas comerciales trabajan este tipo de soluciones que son las más económicas, por ejemplo el “Techa-lon” de IBERSA, pero que por ello también tienen una duración menor. Importante en este caso dar el número suficiente de manos para lograr una capa de espesor notable y que funcione la impermeabilización.

pintura impermeable

Silicona Líquida Impermeable: Este producto tiene una gran densidad y es muy útil en lugares donde el aspecto estético terminado no tiene excesiva importancia, se pueden aplicar a rodillo o llana y también funciona como solución para reparación de canalones o similar. Una de las marcas más recomendables es MS Silicona Líquida de Quilosa

Polímero Impermeable: Una buena solución para superficies grandes, el tratamiento de los encuentros, la colocación de un geotextil antipunzonamiento entre las capas y los diferentes acabados antideslizantes hacen de esta una solución bastante duradera.

polimero impermeable

Igual de importante es preparar el soporte o una limpieza con agentes detergentes y agua a presión y tratar todos los puntos singulares de sumideros, encuentros, juntas de dilatación para que no den problemas más adelante

Se escoja la solución que se escoja, es fundamental que la empresa que la ejecute de a conocer al cliente las características de la solución, las garantías, el posible uso y la duración aproximada, además de la conveniencia de que tenga experiencia en este tipo de soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas